Afiliate Ahora

Noticias

27 de Noviembre de 2017

El tercer Triatlón argentino (2° parte)

El profesor Mario Delpodio nos lleva hasta el 8 de abril de 1984. En Mendoza se hizo el tercer Triatlón argentino.

1- “Los responsable de la creatura”

Un grupo de estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Cuyo fueron quienes visualizaron la posibilidad de su realización y pusieron al servicio de este “nuevo deporte” toda su iniciativa, esfuerzo, voluntad, solidaridad y amor al deporte.

En un contexto universitario donde se reducía la obligatoriedad y se ponía en tela de juicio la continuidad de la Práctica Deportiva como materia curricular, los alumnos de Ingeniería demostraban su voluntad deportiva al generar este tipo de competencia.

Una de las agrupaciones del Centro de Estudiantes de Ingeniería denominada “Pucará” fue la gestora de la propuesta.

En la entrega de premios a los ganadores, en el balcón dela Direcciónde Turismo, en plena avenida San Martin, se aprecia de izquierda a derecha: Alfredo del Giusti, entonces Director de Turismo, Mauricio Fernández (2º), Raúl Lemir (1º), Andrés Kark (3º), Fernando Casucci y Rubén Villodas, que conjuntamente con Pablo Ojeda y otros integrantes de la agrupación, fueron los responsable del nacimiento del Triatlón Mendocino.

 

2- “Y todo a pulmón”

A pesar de tratarse de la etapa fundacional, el “Triatlón Mendoza”, en su primera edición, proporcionaba un reglamento bastante bien elaborado, aunque había algunas disposiciones que merecen destacarse por anecdóticas:…cada atleta podrá contar con un vehículo de auxilio que lo acompañe en la prueba de ciclismo y carrera pedestre, contemplándose la posibilidad de ser acompañado por una embarcación en la prueba de natación…; para la parte de natación el atleta deberá colocarse un gorro que llevará el número que se le indique en el momento de la inscripción. Dicho número deberá ser bien legible, confeccionado en un material que no se altere con el agua y de las dimensiones determinadas; no se considerará infracción: detenerse en cualquiera de las pruebas…;  en caso de rotura de la bicicleta esta podrá ser reemplazada…; habrá puestos de refrescos en el recorrido de la competencia...; cada competidor deberá estar acompañado de un ayudante para que se haga cargo de sus efectos personales y de la bicicleta en el tramo final. Los organizadores no se responsabilizan por la pérdida de algún objeto, de no cumplirse con este requisito…; la duración estimada de la prueba es de cuatro horas…”.

 

3- “Apostillas”

“Cuando se produce la vuelta a la democracia en 1983, los Centros de Estudiantes de las distintas facultades de la Universidad de Cuyo comenzaron a reorganizarse. La nuestra era una agrupación independiente sin matices ni trasfondos políticos. Una de nuestras propuestas más fuertes fue fomentar la práctica deportiva. Utilizamos la denominación de “Pucará” para significar nuestra fortaleza en cuanto a ideales y principios”. Pablo Ojeda.

“En aquella época estaba vinculado al ámbito universitario porque era médico en dicha Dirección y por mi consultorio de Actividad Física Adaptada pasaron muchos estudiantes para verificar su aptitud física. A partir de ese contacto pude inferir un perfil psicológico relacionado con la práctica deportiva de los estudiantes de las distintas facultades. Por eso, no me extrañó que la invitación proviniese del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería. Era común que organizaran competencias deportivas. Entonces, busqué a un amigo que me acompañara en la empresa para no llegar solo. En aquellos tiempos practicaba gimnasia deportiva y con un compañero de actividad deportiva, Marcelo Olarte,  decidimos participar juntos. Teníamos una muy buena condición física y quisimos vivenciar la experiencia del triatlón desde adentro”. Doctor Lorenzo Valent.

“Se nadó en una laguna ubicada en el camino hacia Lavalle. Se la conocía como la represa de Scaiola. Era de propiedad privada y los dueños la prestaron para la competencia. Era una laguna no muy grande. El lugar era bastante precario no preparado para un evento deportivo. Tenía en uno de sus extremos un puentecito de madera de unos 50 centímetros de ancho, fue el lugar donde nos ubicamos para iniciar la etapa de natación Los que tenían mallas de competición eran los nadadores  y nosotros dos-Adrián Saez y yo- que practicábamos waterpolo. Del agua salí entre los diez primeros. Hubo gente que nadó todo el recorrido en estilo pecho y otros que hacían la “plancha” para recuperarse. El “parque cerrado de ciclismo” era un lugar próximo a la laguna y las bicicletas se apoyaron en el piso. Salíamos a la ruta 40 por una calle de tierra de unos 500 metros. Nadie usó zapatos de ciclismo”. José Gil

“El camino de salida de la laguna hacia la ruta 40 no estaba en buenas condiciones, era de ripio. Pensando en cuidar mi bicicleta de carrera, que era prestada y de buen valor económico, utilicé otra bicicleta “todo terreno”, por llamarla de alguna manera, muy pobre,  para llegar hasta el asfalto y allí sí montar las dos ruedas prestada. El ciclismo fue la parte más dura y lo padecí”. Axel Kark

 

4- “La razón de ser”

La importancia del “1º Triatlón Mendoza ´84” radicó en que sentó las bases de la práctica del triatlón no solo en Mendoza, sino también en la región cuyana y, fundamentalmente,  la continuidad de sus competencias, siendo el “Triatlón Internacional Vendimia” el testimonio vigente en la actualidad. Mendoza pasó a ser una de las plazas regionales que avaló el despegue del Triatlón a nivel nacional.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Av. Libertador 7444 - 1°piso "D" (1429BMU)
Tel. (011) 153 2407731 - fn@triatlon.org.ar

© Copyright Federación Argentina de Triatlón.
Todos los derechos reservados.
Desarrollado por