Afiliate Ahora

Noticias

12 de Septiembre de 2017

Amor de madre, amor de hijo

Lo que una madre hace por su hijo. Lo que algunos hacen por el deporte. La historia de Nico y Norma por las rutas argentinas.

“La carrera la viví con muchos nervios viendo lo difícil que era y el calor que hacía. Nunca había competido con una temperatura así. Nuestra mayor temperatura es 26 o 27 grados. Fue una prueba de fuego para nosotros”. La declaración no la hizo un competidor sino su madre. A lo largo de una competencia en la que el termómetro fue uno de los protagonistas, ella preguntó en varias oportunidades por los puestos de hidratación (abundaron en Pirané). Sin embargo, estaba intranquila. Todo cambiaba cuando su hijo dejaba atrás otra vuelta y se acercaba, ahí ponía su mejor cara, pegaba un ojo en la cámara para tirar una buena foto y afinaba la voz para regalarle su nuevo aliento. Luego, esos eternos minutos de incertidumbre hasta la próxima vuelta.

Esta es la historia de Nicolás Jara y su mamá, Norma Cretton. Podría ser la historia de tantas otras madres que “sufren” con nuestras locuras. O en todo caso, es un homenaje para todas ellas.

Su camioneta improvisa un gran hogar. A lo largo de tres semanas han recorrido más de 3.000 kilómetros y aún les queda un largo viaje desde Pirané, en la provincia de Formosa, hasta casa en Trevelin, provincia de Chubut.

Han formado un gran equipo. Nico aprende, entrena y compite. Ella lo alienta, le saca fotos y alimenta su pasión por el deporte conduciendo por miles de kilómetros. Son gente amable del sur que se le animaron a los 40 grados del norte argentino.

“El viaje nos unió muchísimo más”, aseguró Norma y agregó: “esta ha sido una experiencia espectacular, este viaje lo venimos planificando desde hace tres meses. Nos encantó, recorrimos un montón y vivimos muchas cosas lindas. Esperemos que esto se siga dando”. Al lado de ella, Nico dijo: “Estoy muy agradecido, conocimos mucha gente y lugares, me quedo con eso además de las competencias. Fueron tres semanas diferentes, una aventura”.

La vuelta a casa estará llena de anécdotas que se recordarán por siempre y que servirán para enfrentar la monotonía de las rutas. Norma volverá a contar su experiencia de visitar Asunción y toparse con un tráfico que le resultó un caos. Nico volverá a hablar del calor. Del que vivió en el Duatlón en Pirané pero también del que le regalaron los formoseños en sus días de aclimatación. Se lo veía todo el tiempo rodeado de nuevos amigos. Los diferenciaba la tonada pero juntos formaban un gran pelotón.

De Trevelin. Lejos de casa, el cariño se siente más fuerte y así lo vivieron Nico y Norma a lo largo de toda la aventura. Ella contó y describió: “en Trevelin hay mucha difusión. Por suerte Nico es muy querido en nuestro pueblo. Es un lugar chico, de 10.000 habitantes y con un gran apoyo de todos, de la gente, de la municipalidad, de la Dirección de Deportes y los comercios”. Él ratificó lo que generan sus trotes y pedaleadas: “Está muy bueno sentirse querido y apoyado por la gente de tu ciudad. Estoy muy agradecido por todo eso”.

Se va acercando el momento de “llegar a casa y dormir, abrazar la almohada” como afirmó Norma, y en poco tiempo a ponerse a planificar la próxima excursión por las rutas argentinas. Ya lo confirmó ella: “vamos a ir a Oncativo para la final y después veremos la temporada de Triatlón, pero creo que vamos a repetir una aventura como esta”. Acá hay equipo.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Av. Libertador 7444 - 1°piso "D" (1429BMU)
Tel. (011) 153 2407731 - fn@triatlon.org.ar

© Copyright Federación Argentina de Triatlón.
Todos los derechos reservados.
Desarrollado por